Pinturas con vida propia

Fotografía: Carlos Rejas