San Valentín: más que ramos, frenesí

Fotografía: Carlos Rejas